Qué es la rotura de puente térmico Confort térmico Klipervip
15882
post-template-default,single,single-post,postid-15882,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-13.1.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

Qué es la rotura de puente térmico

Los perfiles creados con materiales conductores, como los de aluminio, han ido perdiendo posiciones entre las preferencias de los usuarios. Aunque la ventana esté constituida por un cristal de dos o más hojas, éstas se solían presentar unidas entre sí por elementos metálicos que transmitían el calor de un lado al otro de la cristalera. Frente a otros sistemas más aislantes, como el PVC o la madera, se hizo necesario encontrar una solución a esta desventaja de los marcos de aluminio. Fue entonces cuando se idearon sistemas y elementos para conseguir la rotura de puente térmico. Con los mismos, se pretende romper esa vía de transmisión de temperatura entre el interior y el exterior de la vivienda a través de la ventana. Muchos son los que a la hora de elegir una ventana se han hecho esta pregunta.

¿Qué es exactamente la “Rotura del Puente Térmico” (RPT)?

Es una de las características principales a la hora de obtener los mejores estándares de aislamiento térmico, pues la rotura de puente térmico consiste en intercalar un material poco conductor entre la cara externa e interna de la carpintería de la ventana. Con esto se dificulta la transmisión y las consiguientes pérdidas de calor o frío.

No es un concepto demasiado complejo, pero para explicarlo vamos a tener en cuenta dos conceptos básicos que tienen mucho que ver.

  • Conductividad térmica (λ): capacidad que tiene un material para transferir calor a través de él.
  • Transmitancia térmica (U): medida del calor que fluye a través de un sistema constructivo. Es inversa a la “resistencia térmica”, que relaciona la conductividad y el espesor de las capas que componen el sistema.

U= 1 / Rt siendo R = espesor / λ

Se produce un puente térmico cuando en un elemento concreto (el marco de una ventana, por ejemplo) tiene un valor U de transmitancia más alto que los colindantes (los muros). Esta situación hace que el calor o el frío, que siempre busca la vía de escape más fácil, tienda a fugarse por esos elementos. Es decir, los puentes térmicos son autopistas por las que el calor puede escapar a mayor velocidad.

Rotura de puente térmico en carpintería de aluminio

Rotura de puente térmico en carpintería de aluminio

RPT en carpintería con perfiles de aluminio se obtiene por inserción de varillas aislantes de poliamida, reforzadas con un 25 % de fibra de vidrio. Este material tiene una conductividad casi 800 veces menor que la del aluminio(*), por lo que se crea una barrera aislante continua que impide la transmisión de calor. Siguiendo símil anterior, el calor encuentra un peaje muy caro que evita su fuga.

Básicamente, la inclusión de piezas no conductoras (como las realizadas con materiales poliméricos) en la estructura de los perfiles elaborados con materiales metálicos.

Si necesitas más información sobre características más técnicas o asesoramiento para tu proyecto, contacta con nosotros.