Tipos de cerramientos Ventanas Klipervip
15927
post-template-default,single,single-post,postid-15927,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-13.1.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

Tipos de cerramientos

A la hora de instalar o renovar ventanas puede ser de gran ayuda conocer todas las posibilidades de cerramiento que ofrece el mercado. Y es que en ocasiones, la ventana corredera no es la más apropiada, pero por desconocimiento, suele ser la que se coloca en la mayoría de los casos.
Para que esto no te vuelva a ocurrir, aquí aparecen las características de los diferentes tipos de cerramientos que existen acompañados de una imagen explicativa. Así, podrás escoger el tipo de ventana que mejor se adapte a tu vivienda.

  • Corredera. Es la más común y su principal ventaja es la versatilidad que presenta. Está compuesta por dos o más hojas que se deslizan de forma paralela e independiente, lo que permite una apertura hacia ambas direcciones.

  • Batiente o abatible. Suele instalarse en estancias con espacio limitado. Son aquellas que al abrirse se inclinan hacia el interior. Suelen utilizarse en baños y garajes y son especialmente prácticas para hogares donde haya niños o mascotas, ya que en este tipo de ventanas no es posible asomarse (debido a su apertura parcial). Tiene la ventaja de proteger mejor del viento que una ventana corredera.

  • Abatible o practicable. Es una ventana compuesta por una o varias hojas que se abren a un lado. Requieren un hueco despejado de obstáculos y su funcionamiento es cómodo y fácil, ya que no necesita mucho mantenimiento.Ofrece una gran luminosidad y excelente ventilación, dado que se puede abrir totalmente.

  • Fija. Suele utilizarse para habitaciones climatizadas, tabiques interiores o para aprovechar las vistas cuando no hay necesidad de ventilación. La apertura es nula.

  • Pivotante. Se abre oscilando sobre un eje horizontal o vertical en el centro del marco. Ofrece luminosidad y la ventaja de regular la cantidad de ventilación y sonido y equilibrar el nivel térmico dentro del espacio cerrado. Se suelen instalar en buhardillas, tejados, etc. Si es de difícil acceso se utiliza motorizada en vez de manual.

  • Osciloparalela. Es una ventana dividida en dos partes, una fija y otra corredera. No obstante también es posible eliminar la parte fija y desplazar la hoja hacia una pared. La hoja se traslada por un carril hasta el marco. Es un sistema corredera, con los mismos valores térmicos y acústicos que uno practicable.

  • Oscilobatiente. Se trata de una estructura que permite abrir la ventana tanto en modo oscilante como en modo batiente. Su principal ventaja reside en que al coexistir dos sistemas de apertura, permite airear con facilidad y supone un contacto directo con el exterior. Permite ventilar la estancia sin necesidad de abrir totalmente la ventana.

  • Ventana combinada. Consiste en un mismo marco que reúne distintas opciones de apertura. Las combinaciones son casi ilimitadas.

  • Plegable. Como su propio nombre indica, es apropiada para terrazas y salidas a balcones. Suele instalarse con cristal de seguridad.

  • Guillotina. Es un sistema de dos o más hojas que se deslizan verticalmente. El accionamiento de dichas hojas se produce a través de unos muelles, con lo que se consigue que la hoja quede fija en el punto deseado sin ningún esfuerzo.